Tomá café, pero que sea verde

Además del café convencional que podemos llegar a consumir diariamente, existe otro tipo que puede ser beneficioso si es que queremos adelgazar.

El café verde es un producto casi desconocido que, a diferencia del tradicional, no ha sido tostado y se encuentra en estado puro con todas sus virtudes y principios activos; pero que al mismo tiempo se presenta con un sabor más amargo y un aroma menos intenso.

Algunos estudios han demostrado que la ingesta de té verde reduce el hambre, ayuda a regular las grasas para que no se instalen el cuerpo negativamente, aumenta la energía, funciona como antioxidante y drenante para eliminar desechos tóxicos. Además, entre sus variados beneficios se reconoce que previene la formación de cálculos biliares, refuerza la memoria, y disminuye el cansancio.

Este extracto se puede consumir mediante píldoras, y hasta hay algunos chicles que salieron recientemente para facilitar el consumo. Sino, hay sitios en los que los venden en granos.