Secretos para tus cocciones

Para preservar su color, nutrientes y sabor, cada alimento tiene sus propios truquitos. Aquí te compartimos algunos:

  • Espinacas: si querés blanquearla, hervila sólo por dos o tres minutos con muy poca agua con sal, en una cacerola tapada. De esta manera, no perderá su color.
  • Hongos: para que queden sabrosos y crocantes, deben cocinarse en una plancha bien caliente y sin moverlos. Además, el quid está en condimentarlos con sal al final de la cocción, cuando ya estén dorados.
  • Papas: si las vas a usar para hacer puré, el secretito para que te quede más cremoso es cocinarlas con su cáscara en el horno hasta que estén tiernas.