Secretos para cocinar legumbres

En guisos o ensaladas, es importante incorporarlas a la dieta, ya que son fuente de proteínas. De hecho, la sustancia proteica de las legumbres es la legumina y se encuentra en sus semillas. También son ricas en fibras e hidratos de carbono de absorción lenta. Por eso, te damos estos tips para que puedas incluirlas de manera correcta en tus comidas:

  • Siempre dejalas en remojo por los menos entre 6 y 12 horas. Hacelo en agua tibia. De esta manera no sólo se hidratan sino que pierden sus azúcares indigestos. Por ese motivo, nunca debés cocinarlas en el agua del remojo sino en otra, limpia.
  • Cuando las llevás al fuego, cubrilas con agua fría en una proporción de 3 a 6 de agua por cada parte de legumbre.
  • Cocinalas hasta que rompan el hervor y luego bajá la llama. El punto justo es cuando están tiernas.
  • Por lo general, el tiempo de cocción supera la hora. Cuanto más secas son y de hollejo más duro, más tiempo tardarán.
  • Para mejorar la digestión, agregale una hoja de laurel o hierbas como hinojo o anís al agua de la cocción.
  • Si las querés guardar, hacelo en recipiente hermético. Te duran hasta medio año.