¡Renová tu tacita de café!

Si querés tomar un café, o invitar a alguien a hacerlo, pero buscás que sea especial, te damos algunos trucos para renovar el clásico de siempre. ¡No te aburras, y animate a jugar!

  • Superdulce: serví media taza de café, la otra mitad podés completarla con leche condensada, para lograr endulzar y suavizar.
  • Borrachito: otra opción – para adultos- es completar la taza con ron o licor de café. Si le agregás unas cucharadas de crema de leche batida, preparate para el disfrute total.
  • Café Especiado: en un recipiente que puedas llevar al fuego, colocá ¼ de taza de azúcar, ½ taza de brandy, algunos clavos de olor, cáscaras de limón y un poco de canela. Llevá al fuego y revolvé hasta que el azúcar se disuelva. Para servir, mezclá media taza de café común y media taza de esta preparación.
  • Café de verano: el clásico frío es una gran opción para los días de calor. Mezclá en la licuadora un poco de café frío, helado de vainilla, y leche. También podés agregar un poco de brandy, o licor de café. Serví en vasos altos, con sorbetes.