¿Qué hacer con la leche cortada?

Si tu leche se cortó o venció, no te preocupes. Si bien tiene un aspecto poco agradable y sabor amargo podés transformarla en queso. Acá te contamos cómo hacerlo.

  • Poné la leche en una olla y calentala hasta el punto de hervor.
  • En ese momento, retirala del fuego y colocá unas gotas de jugo de limón natural y un poco de sal.
  • Revolé hasta que la leche se cuaje.
  • Ubicala en un colador con una tela por encima y dejala escurrir.
  • Después de una hora, cuando se haya escurrido todo el líquido, lo que queda en el paño es el queso.
  • Dale la forma que desees con el mismo paño y conservalo en la heladera, adentro de un recipiente cerrado.
  • Sumalo en tus recetas o en el desayuno. Es un queso de textura delicada y sabor suave.