Ocho granos antiguos que hoy en día son los favoritos

Por Rocío Río de la Loza, Health Coach.

La historia de los granos antiguos se remonta a tiempos prehistóricos. Fueron valorados por civilizaciones como la de los Incas debido a su sabor, un impresionante valor nutritivo y su aporte para una tener una vida saludable.
Pero lo cierto es que cuando hablamos de platos hechos con granos, usualmente pensamos en el maíz, el arroz y el trigo, los más populares en todo el mundo. Sin embargo, hay otros que tienen una larga historia en las dietas tradicionales y que están cada vez más vigentes. Aquí te los compartimos, seguramente ¡te va a encantar probarlos!:

  • Alforfón: originario de Asia del Norte, hoy se come principalmente en Rusia, Europa del Este y China. Es una muy buena fuente de aminoácidos, hierro, vitamina B y es libre de gluten.
  • Mijo: proviene originalmente de las zonas semiáridas de África y Asia, pero la India es actualmente el mayor productor. Su consumo se remonta a la era neolítica. Es una fuente fantástica de proteínas de origen vegetal.
  • Quinoa: proviene de la región andina de América del Sur. Contiene los nueve aminoácidos esenciales, por lo que es una proteína completa. Es libre de gluten, fácil de cocinar, deliciosa y versátil.
  • Teff: es el grano entero más pequeño. Se cultiva en el pasto crecido de África. Es apreciado por su alto contenido de proteínas, calcio y vitamina C. Actualmente se cultiva en Etiopía, Eritrea, India y Australia.
  • Sorgo: originario de África, en la actualidad sus diferentes variedades se cultivan en todo el mundo, convirtiéndose en el quinto grano básico más importante. Es popular en las regiones subtropicales debido a su resistencia a la sequía y a las condiciones climáticas extremas, como en las ciudades somalíes. Hay evidencia de que el sorgo se domesticó en Etiopía un siglo antes de Cristo.
  • Cebada: también de Etiopia, pero se hizo popular en la época romana y griega como uno de los platos principales de los gladiadores. Hoy en día se cultiva principalmente para producir cerveza, alimentar el ganado y usos medicinales. Sin embargo, la cebada es una increíble fuente de fibra, fácil de cocinar y perfecta para platos calientes y abundantes.
  • Arroz salvaje: ¡en realidad no es arroz! Pero sí la semilla de una hierba silvestre que crece cerca de los lagos y ríos en China y América del Norte. Los nativos americanos lo consideraban un alimento sagrado. Posee un alto contenido de proteínas, es bajo en grasas y libre de gluten. Actualmente se produce en Estados Unidos, Canadá, Hungría y Australia.
  • Amaranto: fue calificado como el “alimento para el futuro de la humanidad”, según la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés). Es muy rico en aminoácidos, vitamina C, hierro y calcio. Fue domesticado por las culturas mesoamericanas y es muy popular en México.