Mucha polenta

El invierno invita a disfrutar de un rico plato calentito de polenta. Pero para que a todos les guste, debe estar bien hecha. Anotá estos tips y lucite con esta receta rápida, económica y sencilla:

  • Calculá 3 partes de líquido (agua, leche, caldo o mezcla de algunas o todos ellos) por 1 parte de polenta. Si la querés más firme, poné menos líquido.
  • Siempre incorporala una vez que el agua ya esté hirviendo y hacelo en forma de lluvia. De esta manera, evitarás los grumos.
  • Revolvé constantemente y una vez lista, serví.
  • ¿Cómo saber cuándo está lista? Cuando se desprende de las paredes de la olla, está a punto para que la lleves al a mesa.