Llegó el frío y… ¿qué comemos?

Durante las épocas frías solemos mantenernos en lugares cerrados, casi sin ventilación, y consumimos comidas más calóricas, menos verduras y frutas crudas. Todo esto, lleva tener más probabilidad de enfermar si es que bajan las defensas del organismo. Para que puedas evitarlo, te contamos cuáles son los nutrientes más importantes que hay que consumir durante el invierno. Tomá nota:

  • Vitamina C. Fortalece el sistema inmunológico reduciendo las infecciones. Además, favorece la absorción de hierro y es un importante antioxidante. La encontramos en los cítricos, frutillas, frambuesas, kiwi, melón, y en hortalizas como tomate, pimiento, brócoli, coliflor o repollito de Bruselas. Si se consumen crudas, mejor.
  • Vitamina A. Ayuda a mantener en buen estado la piel -evitando la resequedad del cutis y los labios- y las mucosas. Está presente en el hígado, yema de huevo, lácteos, y en alimentos de origen vegetal, frutas amarillas y rojas.
  • Hierro. Previene la anemia y es necesario para la multiplicación y maduración de las células inmunitarias. El de mejor calidad lo encontramos en carnes de todo tipo.
  • Zinc, también de gran importancia, cuyas fuentes son la carne, yema de huevo, cereales integrales y legumbres; y el selenio, que encontramos en pescados, cereales integrales, legumbres y frutos secos.