Las propiedades de las hierbas

No sólo sirven para darle sabor y aroma a las comidas. También para sumar vitaminas y minerales al organismo. Tomá nota de sus propiedades:

  • Perejil: tiene sodio, potasio, calcio, hierro, fósforo, magnesio, flúor, beta caroteno, vitamina B1 y B2, vitamina C, zinc, cobre, cromo y selenio, lo que la convierte en una de las más completas, con propiedades diuréticas, antioxidantes y hasta sedantes.
  • Albahaca: contiene ácidos esenciales y aceites volátiles como el linalol, imoneno y estragol. Ayuda a disminuir los gases, a mejorar la digestión y también combate el insomnio.
  • Laurel: en sus hojas se encuentran ácidos orgánicos como acético, butírico y valeriano. Estimula el apetito y es bueno para quienes padecen de dispepsia.
  • Tomillo: tiene aceites esenciales, taninos, saponinas, flavonoides, ácidos y resinas. Es expectorante, antiespasmódico, antifebril y antibacteriano, entre otras cosas.
  • Estragón: tiene propiedades aperitivas, digestivas, carminativas y antisépticas. Es bueno en casos de inapetencia, digestión lenta y flatulencia, entre otras cosas.
  • Orégano: con aceites esenciales y ácidos fenólicos, también tiene hierro, fósforo, potasio, calcio, betacaroteno y vitamina B1. Por lo tanto, tiene propiedades antibacterianas, antimicóticas, antivirales y diuréticas.
  • Menta: posee aceites esenciales compuestos principalmente por mentol. Es antiespasmódico, digestivo y antiflatulento. También ayuda a aliviar náuseas y vómitos.
  • Romero: tiene terpenos y flavonoides, ácidos fenólicos, colina y taninos. Es antibacteriano, hepatoprotector y digestivo, además de estar recomendado para la baja presión y la caída del cabello.
  • Salvia: contiene aceites esenciales, principios amargos y flavonoides. Tiene efecto hipoglucemiante, antimicrobiano, antiespasmódico y hormonal.
  • Enebro: está compuesto por aceites esenciales, flavonoides, resinas y taninos. Actúa como diurético y antiséptico.