La mejor manera de preparar el mate

La yerba tiene su origen en la cultura guaraní y hoy en día tomar mate es una costumbre popular en la Argentina, aunque también en países como Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia y en otros lugares de Latinoamérica. Es muy beneficioso para el organismo, aumenta la capacidad de concentración y también de energía.

Hay distintas variedades: dulce, amargo, frío (tereré) o caliente, con café, con leche, cascaritas de cítricos o hierbas aromáticas. Pero la forma de prepararlo para que salga bien, y dure por más tiempo, es una sola:

  • La temperatura del agua no debe pasar los 70° u 80°.
  • Tenés que llenar con yerba hasta 2/3 de la capacidad del mate.
  • Agitalo suavemente, de manera invertida, para evitar que la yerba más fina quede en el fondo y tape la bombilla.
  • Colocá el mate en su posición normal y chequeá que la yerba quede ubicada hacia un costado.
  • Echá agua tibia en la parte más baja y esperá 2 minutos hasta que se absorba. Repetí la operación con el agua un poco más caliente.
  • Ahora sí, colocá la bombilla y tratá de poner el agua siempre en el mismo lugar para no mojar toda la yerba.

Tip: Para el mate dulce se procede igual, pero hay que ir agregando una cucharadita de azúcar por cada vez.