Heladerita de verano

Para no caer en los clásicos sándwiches de jamón y queso acompañados con gaseosa, te damos algunos tips saludables para que incorpores este verano a la heladerita de los chicos. La consigna es clara: nutritivo, saludable y fresco. ¡Empezá hoy a utilizar combustibles de calidad!

Con la colonia, las piletas y los planes de estos meses para los chicos, la heladerita se volvió un aliado porque te permite elegir qué consumen tus hijos. El verano es el mejor momento para ingerir comidas sanas, además de empezar a crear hábitos de alimentación más saludables y que duren para toda la vida. María Florencia Roa, Licenciada en Nutrición de la Fundación Cardiológica Argentina nos da algunos consejos para armar los platos, aptos para grandes y chicos, sin perder de vista los nutrientes necesarios para afrontar estas épocas de calor. Tomá nota y empezá hoy mismo a rediseñar las viandas:

  • Lo primero a tener en cuenta es la hidratación. Se recomienda beber de 2 a 3 litros diarios de agua. Una idea distinta es hacer tereré, una infusión muy popular en verano, como reemplazo del mate con agua caliente. Preparalo con jugo de naranja natural, sin agregados de azúcar, o con jugos en polvo dietéticos.
  • Para el almuerzo, una opción práctica y fácil son las tortillas de maíz, que te permiten ponerle dentro una gran variedad de alimentos. ¡Armá varios tuppers con los ingredientes listos para consumir (lavados y cortados) para que cada uno se prepare la suya! Algunas ideas: trocitos de pollo o carne cocidos, atún o sardinas, champignones frescos, morrones (pueden ser asados), tomates cherries, huevos, queso fresco o nueces trozadas.
  • Si hablamos del postre, el clásico es la ensalada de frutas. Recordá que cuanto más colores tenga, más nutritiva es. Además, en la heladera se conserva súper bien. Otra opción es tener las frutas lavadas y listas para consumirlas por separado. Podemos darles un gustito a los chicos también, y dejarlos consumir un helado, pero siempre es preferible elegirlos en versión light o palitos de agua.
  • Como colación podés elegir un yogurt descremado firme o bebible, también huevos duros, gelatina o frutos secos como nueces, almendras o castañas de cajú (cantidad aconsejada: 5 – 10 unidades).
  • Para la tarde, optá por las vainillas, las galletitas de bajo tenor graso, el pan de semillas o las galletas de arroz (preferentemente no superar las 2 o 3 unidades).