Diferentes tipos de glaseados

Es la técnica que usamos para recubrir alimentos y darles un lindo -¡y rico!- acabado.

Están los dulces, que se usan para cubrir budines, tortas y hasta pan dulce, y que se hacen mezclando azúcar impalpable con agua o con jugo de limón. Este glaseado se llama glasé.

El Royal se hace con azúcar y clara de huevo, y se usa para crear superficies, ya sean lisas o con relieves.

En tanto, el fondant es el más suave y duro a la vez, y se logra hirviendo azúcar de lustre y agua con cremor tártaro.