¡Cuidate con limón!

El limón es un cítrico que, por sus propiedades astringentes, puede ser muy beneficioso para el cuidado de la piel. Podés realizar un sencillo tratamiento casero para sentirte bonita, saludable y sin imperfecciones.

  • Si sos de las que tienen manchas en algunas zonas del rostro o del cuerpo, podés aclararlas mediante diferentes métodos: podés aplicarte tanto jugo de limón con agua, como cáscara rallada o algunas rodajas del mismo.
  • Su jugo también es bueno si deseas eliminar acné o puntos negros.
  • También podés evitar las arrugas mediante una mascarilla que contenga una cucharada de jugo de limón, una de miel y unas gotas de aceite almendras.
  • Aquellas que sean propensas a mantener una piel grasa pueden considerar la idea de hacer una mezcla con una cucharada del jugo de un limón y un huevo batido.
  • Y las de piel seca pueden unir el jugo con aceite de oliva y un poco de miel.

¡Un datito! En todos los casos hay que tener mucha precaución y no exponerse inmediatamente al sol fuerte, ya que eso podría generar el empeoramiento o irritación de la piel.