Crema de chocolate: ¡una delicia!

La crema suele ser un comodín para los postres, porque podés mezclarla con todo. Y no solo se consume dulce sino que también se usa para recetas saladas y salsas.

Existe un forma para lograr que tu clásica crema se convierta en una de chocolate. Es súper sencillo: colocá dentro de la crema batida unas cucharadas de polvo para hacer chocolatada ¡y listo! Vas a tener una crema con el color y sabor del cacao.

Podes sumarla a tus postres o tortas. ¿Una idea? Poné una cucharada de manteca en una sartén y dora unas bananas cortadas en rodajas. Si es para adultos, podés sumar un poquito de ron. Servilas en unas copas con la crema de chocolate y sorprendé a tus invitados.