Cortes de pescados

Así como hay diferentes cortes de carne vacuna o de cerdo, también hay distintos cortes de pescado.
Lo primero de todo es limpiar el pescado. Para ello, hay que vaciarlo, sacándole las vísceras. Una vez que está listo, podés cortarlo en sus diferentes formas:

  • Filete: son lonjas que se obtienen pasando un cuchillo filoso en forma plana, cortando la carne todo a lo largo.
  • Postas: las conseguís haciendo cortes gruesos de modo transversal al cuerpo del pescado para así conseguir rodajas.

Además, se les llama pescados redondos a los que tienen cuerpo redondo y ojos a cada lado de la cabeza. De allí podés obtener dos filetes, uno de cada lado.
En tanto, los pescados planos son los que tienen ambos ojos en la parte superior de la cabeza y de allí se obtienen cuatro filetes, dos por cada lado.