¡Chau mitos!

Llegó la hora de sacarle la careta a algunas leyendas culinarias y nutricionales que todos damos por ciertas.

La primera es la que indica que las 3 P (papa, pan y pasta) engordan. Y si bien se trata de hidratos de carbono que, al eliminarlos de la mesa nos ayudarán a bajar de peso, a largo plazo esto es contraproducente porque te faltará energía y hasta sufrirás cambios de humor, entre otras cosas. ¿Por qué? Porque estos alimentos son una de las principales fuentes de energía y de vitamina B, que actúa directamente sobre el sistema nervioso.

El segundo mito asegura que los productos integrales engordan menos, pero esto ¡es falso! Aportan casi el mismo valor calórico que los que se hacen con harina refinada y a veces, incluso, tienen más calorías. Pero, a su favor, debemos decir que aportan más fibras, minerales y vitaminas, entre muchos otros beneficios que los convierten en los preferidos para las dietas.

Otra creencia asegura que la leche entera tiene más calcio que la descremada y esto tampoco es real. Las dos aportan la misma cantidad y en algunos casos, incluso, la descremada tiene más calcio que la entera.

¿Querés más? Las barritas de cereales no son dietéticas, aunque sí saludables. Lo mismo pasa con las galletas integrales.