Diferentes formas de consumir el queso cheddar

El cheddar es un queso que se diferencia del resto por su color amarrillo fuerte y su sabor. Originario de Inglaterra, es el favorito de muchos para las comidas rápidas y salsas. Lo que tenés que saber es que es rico en vitaminas, calcio y proteínas que ayudan al desarrollo muscular y óseo. Por estos motivos, es muy recomendado para sumarlo en la alimentación diaria. ¿Cómo?

  • En sándwich, de manera clásica: consumilo caliente, tostado o sumálo en una hamburguesa.
  • En salsas: podés calentarlo en una sartén con crema de leche para saborizar para las pastas.
  • Sobre las verduras: animate a grillar unas verduras al horno y unos minutos antes de servirlas, colocales el queso por encima para que se derrita.
  • Rallado: sobre el puré o polenta va a quedar exquisito. El mismo calor de la comida, lo va a derretir poco a poco.

¡Animate y agregale este ingrediente delicioso a tus comidas!